Centro Amarazha se ha especializado en el trabajo con niños/as que presentan dificultades de la comunicación, hiperactividad, déficit atencional, síndrome de asperger, entre otros, desarrollando una terapia integral que contempla una evaluación energética inicial, para luego integrar el masaje metamórfico y reiki. Estas técnicas trabajan la salud de manera global, actuando sobre el conjunto energético del niño/a para favorecer su relajación física-mental y restablecer el equilibrio emocional.

Esta terapia holística tiene como objetivo la transformación y cambio, puesto que las estructuras físicas y mentales en niños/as aún se encuentran en constante transformación, dado que los condicionamientos y patrones aún no están asentados en ellos/as, siendo más fácil el proceso terapéutico que en adultos.

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).